sábado, 25 de mayo de 2013

14 DE FEBRERO. PALPANDO MACHOS

Pues si a algunos os parecía que había hecho muchas cosas ayer, preparaos hoy!! Aunque no se lo que me va a dar tiempo a contar porque es muy tarde y mañana me espera un largo día con Rodeo Neozelandés incluido a última hora de la tarde.... pero es trabajo, eh? que voy en compañía del veterinario que tiene que testar los animales, je!
Hoy me han dejado en manos de veterinarios rurales, de esos que percibes a qué se dedican a unos 5 metros de distancia de su coche.... algo que me suena todavía muy familiar! Me hubiera encantado fotografiar su coche porque podría haber sido perfectamente el de Luis, pero me ha dado vergüenza porque igual se sentía ofendido....
Nos hemos ido a unos 60 km de Palmerston North a un pequeño pueblo que se llama Hunterville y que es donde este grupo de veterinarios tienen la clínica. Son cinco socios, tres se dedican a rumiantes, uno a caballos y uno a perros. Es una zona extremadamente ganadera donde absolutamente toda la actividad gira en torno al ganado. Es un sistema de producción muy particular que poco a poco iré desglosando, pero es increíble que no dediquen ni una pequeña parcela de tierra a la agricultura y es que está absolutamente todo destinado al ganado. Las tierras bajas más fértiles son para vaca de leche y las colinas, que son muy abundantes en esta zona, para oveja y vaca de carne. Normalmente se crían en explotaciones mixtas, ya que la vaca limpia los pastos para las ovejas, tanto de malas hierbas como de parásitos, así que hacen una buena combinación. Hay algunas granjas que lo combinan también con ciervos.
La vaca de leche también se cría en extensivo puro y andan cada día varios kilómetros para venir a ser ordeñadas dos veces al día. También es un sistema curioso de producción pero que consigue ser muy competitivo porque saca la leche a muy bajo coste. Luego explico más.
La primera visita de hoy ha sido para realizar palpación testicular a los machos de una explotación. En breve empieza la época reproductiva y tienen que estar los machos en perfecto estado, así que hacen palpación testicular a casi todos los rebaños y sangrado si hay alguna sospecha de brucella ovis. Solo tienen una época reproductiva al año, ya que son todo razas inglesas muy estacionales y los machos los echan tan solo durante 2 o 3 ciclos sexuales, es decir entre 40 o 50 días. El resto del año descansan.


 Cosme, el veterinario de origen rumano con un acento inglés MARAVILLOSO, palpando los testículos de los machos de esta explotación de unas 1500 ovejas. Tienen un ratio de 1 macho cada 100 ovejas y dicen que obtienen buenos resultados.


 Macho de raza Romney, la más común por estas tierras. 


Macho Suffolk, que los usan como "terminadores" y sus corderos van siempre a carne. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario